viernes, 30 de junio de 2017

Reseña #18: Detrás del cristal, Mayte Esteban.

¡Hola, estanterías!

Hoy vengo con otra reseña, en esta ocasión es de Mayte Esteban, una escritora a la que tengo un cariño especial.

Título: Detrás del cristal.
 
Autora: Mayte Esteban.

Editorial: Vergara.

Precio: 5'90.

Páginas: 279.

IBSN: 9788415420712

Sinopsis:  Andrés Gálvez, un joven ejecutivo, lleva meses preparando unas vacaciones con su novia en el Caribe para escapar de los compromisos de la Navidad, sin sospechar que su vida está a punto de trastocarse por completo.
La situación económica de Ana Iriarte es límite. Ha buscado con quién dejar a su bebé esa noche para acudir a un trabajo eventual, pero ni su única amiga, Raquel, puede ofrecerle ayuda pues también tiene un grave problema: pasa por un mal momento con su marido como consecuencia de los e-mails que está recibiendo de un desconocido.
La desesperación empuja a Ana a hacer una locura que, esta vez, puede costarle muy cara.
Ana ha aprendido a sobrevivir sola pero esta vez, cuando su vida se tuerza y su camino se cruce con el de Andrés, ¿se atreverá a vivir? 



-RESEÑA-

Tenía muchas ganas de leer este libro y la verdad es que no ha sido lo que esperaba. Esta categorizado como romántica y yo no lo veo, es más una historia de superación que otra cosa. 

El destino hace que Andrés y Ana se crucen por casualidad. Ella necesita dejar a su hijo con alguien para ir a trabajar y él es el único que está libre  y, como no se conocen, Ana le hace una pequeña encerrona que cambiará sus vidas para siempre. Mientrás Andrés acaba de salir de una relación, Ana lucha por tener el dinero suficiente para pagar el alquiler e intentar convencer a su amiga Raquel de que su vida puede ser mejor.  Una serie de casualidades les unen y son las mismas que les separan. Ambos tendrán que luchar para salir al paso de sus respectivas batallas. 

Lo primero que quiero decir es que el principio me resultó muy confuso. Había muchos personajes implicados y los cambios de perspectiva me confundían un poco. Esto, después de algunos capítulos empieza a tener sentido y además se centra principalmente en los personajes principales, que son Andrés y Ana.

Andrés parace que tiene un TOC con todo y hasta que Pablo, el hijo de Ana, se cruza en su vida, no consigue superarlo. Me parece un personaje bastante tierno aunque en ocasiones un poco infantil, le da pánico salir de su zona de confort y parece un poco inmaduro. 

Ana es un poco bastante irresponsable pero por motivos mayores. Creo que es el personaje con el que más he logrado conectar. Lucha por salir adelante a pesar de todos los obstáculos que se le presentan. 

El otro personaje que creo necesario mencionar es Raquel porque da visibilidad a su situación y aunque esto me ha encantado, tengo que decir que en realidad no creo que influya demasiado en la historia a pesar de todo. Es amiga de Ana y ya está, pero lo cierto es que su trama no la considero muy necesaria. 

Tengo que decir que esta historia me ha gustado y sin embargo creo que tiene sus más y sus menos. Es cierto que me cree unas expectativas muy altas porque pensé que me gustaría más que Entre puntos suspensivos y al final me ha resultado... diferente. No es que sea peor, es que creo que hay detalles que a mí no me han convencido, por eso tiene una estrella menos que el otro libro. 

Lo mejor: las sonrisas que te saca a pesar de ser una historia complicada. Esto es algo que ya esperaba pero aun así me ha encantado.

Lo peor: no he conseguido conectar con los personajes tanto como me hubiera gustado y eso me desespera, no estoy segura de que esto sea culpa de libro, puede que no lo haya leído en el momento adecuado porque estos días están siendo complicados e igual me han influido a la hora de leer el libro. 

En general es una lectura muy recomendable que no solo he disfrutado, sino que he devorado. Si os apetece una lectura un poco más intensa pero no pesada, es la vuestra.

Eso es todo por hoy, espero que os haya gustado. Gracias por estar ahí.
   

lunes, 26 de junio de 2017

Reseña #17: Una noche y nada más, Whitney G.

¡Buenos días, bonitas!

Hoy os traigo la reseña de un libro de erótica. Es un género que me encanta pero que no leo mucho porque la gran mayoría de los libros que conozco son sagas interminables que acaban casándome. Pero el libro que os traigo hoy tiene una ventaja y es que aunque en inglés es una trilogía, en España se ha publicado como uno solo. ¿Sabéis ya de cuál os hablo?

Título: Una noche y nada más.

Autora: Whitnet G.

Editorial: Phoebe.

Precio: 17'05.

Páginas: 320.

ASIN: B071NSTB3K

Sinopsis: Me llamo Andrew Hamilton y soy uno de los mejores abogados de Nueva York. No puedo perder mi tiempo con relaciones románticas, por lo que cubro mis necesidades saliendo con mujeres que conozco de forma anónima a través de una web de ligues.
Tengo un gusto muy particular: rubias y curvilíneas, que a ser posible no sean unas jodidas mentirosas (aunque eso es otra historia).
Mis reglas son muy sencillas: una cena. Una noche. Sin repeticiones.
Se trata solo de sexo. Ni más. Ni menos.
Por lo menos se trataba de eso hasta que conocí a «Alyssa». Yo pensaba que era una abogada con la que intercambiaba opiniones jurídicas a altas horas de la noche, alguien con quien hablar…
Pero, de repente, se presentó en mi bufete para una entrevista… Y todo cambió.


-RESEÑA-

Bueno voy a decir que la sinopsis me cabrea un poco porque se centra solo en Andrew y Alyssa es igual de protagonista. Pero en fin, ya sabemos que las sinopsis no suelen ser exzctas casi nunca. 

Andrew es abogado y no soporta las mentiras y los líos de más de una noche. Alyssa conoce a Andrew en una red social para abogados y sin pensarlo se hacen amigos. Las conversaciones telefónicas que mantienen todos los días los unen mucho pero Andrew está cansado de que su constanto esté limitado a esas llamas y quiere verla. Lo que no esperaba era darse cuenta de que  Alyssa hubiera construido su relación con cimientos llenos de mentiras. 

No sé a vosotros, pero a mí todo lo que tenga que ver con abogados me vuelve loca. Y ha habido algún momento en el que me he sentido como si estuviera viendo SUITS, la serie de televisión. Esto lo digo como algo positivo, me encantan los líos de bufetes, de pasantes, de juicios falsos, es salseo puro. Si además de ser interesante la premisa de abogados, cuando nos damos cuenta de que Andrew guarda un secreto sobre su pasado lo hace todavía más interesante. 

En el libro encontramos dos puntos de vista, el de Alyssa  y el de Andrew y a mí ambos me parecen necesarios e interesantes. En el caso de Andrew por su pasado y en el caso de Alyssa  por su furuo. Os lo explico, mientras yo quería saber qué había ocurrido años atrás en la vida de Andrew, me moría por saber cómo iba a vivir su vida Alyssa y cuando se iba a decidir a dejarlo todo por lo que ella amaba. En cualquier caso, los dos me parecen protagonistas, no solo Andrew, como se deja ver en la sinopsis. 

Andrew es un personaje que ha sufrido mucho y eso le ha vuelto una persona difícil, pero no del tipo Christian Grey, eso lo dejamos claro. Aunque él odia la mentira, a veces peca de ocultar la verdad, que es como mentir pero callando, eso le hace un poco hipócrita pero la verdad es que después se justifica porqué oculta la verdad y es entendible. 

Alyssa es una chica que al principio de la novela me parecía muy cobarde porque se dejaba llevar por sus padres por mucho que estos la hicieran daño. Me ponía muy nerviosa que alguien se dejara manejar de esa manera pero es muy satisfactorio ver como el personaje va evolucionando. 

Para buenos personajes secundarios me quedo con Jessica. ¡Me meaba de la risa cada vez que se insuaba a Andrew! Creo que es un toque de humor muy necesario, porque casi siempre pasaba en situaciones tensas y le daba a la novela un tono más desenfadado. 

Pero no todo es de color de rosas. Lo primero que tengo que decir es que no sé como este libro ha dado para tres en USA, de verdad lo digo. A mí me parece que hay veces que faltan páginas, que debería haber contado más cosas y agradezco que en España se haya traido como uno solo porque no creo que hubiera funcionado.

Lo segundo que no me ha convencido es que llegados a los últimos capítulos, todo lod
conflictos se me hacían repetitivos, todos. Me enfado, me desenfado, me enfado, me desenfado. Y así todo el rato. Esto me ha puesto muy nerviosa porque he tenido la sensación de que la autora no ha sabido llevar el final. 

Y lo que me queda por decir os lo comento en lo mejor y lo peor.

Lo mejor: la relación no me parece nada toxica, las escenas sexuales son muy intensas, bien escritas y hasta divertidas en algunas ocasiones. La verdad es que me ha encantado esta parte del libro. Ya era hora de leer algo así y no tan abusivo.

Lo peor:   el epílogo. Para mí es un caos. Aquí creo que la autora quería poner muchas cosas y eso implica que haya saltos de tiempo constantes, creo que hasta tres saltos en el tiempo en solo el epílogo. Sinceramente creo que algunas escenas podría haberlas metido en los capítulos normales o que durante en epílogo nos contara la última escena y alguno de los personajes recordara los otros dos momentos que nos cuentan... No me ha convencido para nada. 

La novela en sí me ha gustado. Le he puesto cuatro estrellas que en realidad me hubiera gustado que fueran tres y media. El libro lo recomiendo mucho, es entretenido, tiene un equilibro muy bueno entre escenas graciosas e intensas, un toque de misterio. Sí, es una buena novela, aunque no lo mejor que he leído de erótica.





Si queréis ver otras reseñas de esta novela, tenéis que leer las del blog de Sara Lectora y La Narradora, que fue culpa suya que yo me animara con este libro. 

Eso es todo por hoy, estanterías. Gracias por estar ahí. Nos leemos.

viernes, 23 de junio de 2017

Reseña #16: Con sabor a Irlanda, Olivia Ardey.

¡Buenas, pequeñas estanterías!

¿Cómo estáis? Yo hoy vengo con un tono un poco triste y decepcionado y es que esperaba mucho del libro del que os voy a hablar y desgraciadamente no ha cumplido mis expectativas... No me entretengo más y os cuento un poco.

Título: Con sabor a Irlanda.
 
Autora: Olivia Ardey.

Editorial: Versatil.

Precio: 16'62 (amazon).

Páginas: 333.

Sinopsis: Tras un divorcio caro y decepcionante, Connor no quiere saber nada de mujeres. Como una broma del destino, se ve obligado a soportar la dulce insolencia de una cocinera que, cada día, deja una nota junto a la cena que prepara para él. A regañadientes, accede a formar parte del jurado de un concurso fotográfico y, en la entrega de premios, comparte mesa con una simpática desconocida a la que conoce mejor de lo que imagina.
 Cuando Lys Scott perdió a su bebésu vida dejó de tener sentido. Aprendiza de todo y maestra de nada, se vuelca en un empleo temporal como cocinera para una familia adinerada de Dublín mientras recobra el ánimo para seguir escribiendo cuentos para niños. De pronto, saberse finalista en un concurso al que se presentó por casualidad es la inyección de optimismo que tanto necesita.
 El destino está lleno de sorpresas y, a veces, la persona más insospechada tiene el poder de devolvernos la ilusión y las ganas de vivir.

-RESEÑA-

La verdad es que creo que nunca he mencionado aquí que me encanta Olivia Ardey, la conocí por casualidad en una feria cuando esperaba a otra autora y al final me llevé un libro suyo también (los que llevaron la editorial de versatil son muy convincentes hahaha). El caso es que después de ese libro leí otros y cuando me enteré de que iba a sacar uno que ocurría en Irlanda, país que amo con todo el alma, las expectativas se me dispararon. No miré en Goodreads y quizá debería haberlo hecho porque así la decepción no habría sido tan grande. 

Olivia nos cuenta la historia de Lys y Connor, que se ocnocen por casualidad y comienzan una relación al principio sin demasiada seriedad. Ambos tienen pasados duros en cuanto a relaciones y quieren tomarse las cosas con calma. Esa es toda la premisa del libro... Es sencilla pero eso no es un problema o no debería serlo. 

Lo que para mí ha sido el problema principal de esta trama es que al ser tan sencilla, requiere más profundidad en los personajes y eso no lo he visto. Creo que unas cuantas páginas más habría ayudado mucho a la historia. 

Lys es un personaje que da para mucho más de lo que nos cuenta. Es complicado porque quiere unas cosas y hace otras, tienen muchos problemas a la hora de confiar en la gente y se equivoca más que acierta. Su duro pasado habría sido un buen método de profundizar y aunque Olivia lo usa mucho, creo que no llega a conseguir lo que quería. Connor, por el contrario, es un personaje del que no puedo quejarme. Es correcto aunque peca también de poco profundo, pero creo que a este le ha sacado más partido. 

Si habéis leído a Olivia, sabéis que siempre le da mucha importancia a los personajes secundarios. Hay libros en los que esto lo hace muy bien y hay otros en los que no acaba de encajar. Desgraciadamente, en este libro los secundarios llegan a tener tantra importancia que me hace preguntarme si no habría sido mejor dedicar un libro a contar su historia.

Mientras que Michael y Tessa me parecen los secundarios perfectos, Kenn y Jenny son una pareja encantadora pero que, sin tener tanta importancia en la trama roban muchas veces el protagonismo a los verdaderos protagonistas. Su historia está llena de complejidad y lamento profundamente que Olivia no haya querido dedicarles un libro para ellos solos, porque la historia tiene mucha chicha.

Hay cosas que me han gustado, por ejemplo que al principio no se ande con rodeos. Van al grano y eso me gusta. Odio los libros que se hacen pesados al principio porque me cuestan tanto que me planteo seriamente el dejarlos. El protagonismo de la cocina es algo que, sin duda, me ha encantado y que la edición contenga las recetas del libro me ha hecho mucha ilusión. ¡Soy una friki de la cocina!

Como he dicho, no todo es malo, así que voy con lo mejor y lo peor.

Lo mejor: la dulzura que desprenden las historias de Olivia, todas ellas. El final (no el epílogo) me ha parecido muy bueno. Me ha hecho dudar en muchas ocasiones y realmente me ha tenido un poco angustiada. Creo que ha hecho un buen trabajo ahí.

Lo peor: la edición. Esto sé que seguramente no sea culpa de Olivia pero tengo que decirlo. Hay fallos muy graves, como que se confundan los nombres de dos personajes aunque uno de ellos no aparezca en escena, palabras que están juntas y ese tipo de cosas. Me parece un fallo muy grave por parte de la editorial y me ha sacado de la lectura en muchas ocasiones.

Lamento mucho que este libro no me haya gustado y no creo que imaginéis hasta que punto me duele hacer una reseña así de Olivia. Pero ante todo, me gusta que en mi blog haya transparencia. No puedo deciros que algo me ha gustado cuando no es así. Este libro tiene cosillas que me han gustado, pero por desgracia lo que no me ha gustado ha tenido un peso algo mayor.  

Para los que no habéis leído a la autora y esto os haya desanimado, os recomiendo Regálame París. No solo es una novela llena de magia, también es lo mejor que he leído de ella hasta la fecha. A mí me encantó y seguro que os gusta si le dáis una oportunidad.

Sé que es una reseña un poco triste pero espero que os haya gustado y no dejéis de dar una oportunidad a Olivia. Gracias por estar ahí pequeñas estanterías, nos leemos. 

miércoles, 21 de junio de 2017

Entrevista a Nina Minina.

¡Buenos tardes, pequeñas estanterías!

Hoy os traigo una pequeña entrevista que hice la semana pasada a Nina Minina, que si os habéis pasado por aquí, ya sabéis que es la autora de la sección Conociento Autoras de este mes. Así no solo yo la conozco un poquito más, también os acerco a ella.

Espero que os guste y para que esto no se haga mucho más largo, os dejo con la entrevista directamente.


  1. ¿A qué edad comenzaste a escribir y qué es lo que más te inspira a hacerlo?
Llevo toda la vida escribiendo cosillas para mí, pero no escribí mi primera novela hasta los treinta o por ahí, lo hice porque me apetecía y no me fue nada mal, así que repetí.

  1. ¿Cuál crees que ha sido el libro más complicado de escribir de los tres que tienes? ¿Y el qué más has disfrutado?
Complicado, complicado, ninguno de ellos. Cuando empiezo a escribir una historia, que tengo en mente en plan boceto, y me atranco, la dejo en barbecho y comienzo algo nuevo. Siempre tengo ideas en la recámara o me surgen de imprevisto.

El que más he disfrutado a la hora de escribirlo ha sido Ni conmigo ni sin mí. Fue un experimento loco que me hacía partirme mientras lo escribía, aún hoy si pienso en algún momento de ese libro me río a carcajadas. Quería hacer algo muy loco y divertido, y creo que lo conseguí.

  1. El género que escribes parece estar un poco escondido en la actualidad, háblanos un poco de él y dinos alguna razón por la que la gente no debería dejarlo pasar.
¿Te refieres al humor o al chick lit? El humor y el chick lit van de la mano, pues el chick lit no es más que una historia más o menos romántica contada sin perder de vista el humor, el humor debe estar muy presente y por eso tampoco hay que esperar una gran profundidad en la historia o los personajes, porque de eso precisamente se trata, de leer algo que te lo haga pasar bien sin pensar mucho, dejarse llevar por el ritmo, igual que cuando ves una comedia en la tele o en el cine. Siempre trato de dotar a mis historias de mucho dinamismo para que no se hagan pesadas, que sean muy gráficas para que se pueda visualizar bien de qué estoy hablando, y de introducir personajes principales muy de a pie con sus manías, sus neuras, sus modismos, sus costumbres… y personajes secundarios de lujo, que siempre tienen mucho que ofrecer a la historia, ninguno sobra y es crucial para el desarrollo del argumento.
A mí el chick lit me apasiona, es de lo que más leo, tengo autoras extranjeras que sigo desde hace mil, y algunas españolas que voy incorporando y, visto lo visto, me atrevería a decir que es un género que gusta mucho, porque hay muchos lectores que no solo buscan leer un romance puro y duro, quieren algo más o algo distinto, en mis novelas puede que incluso el amor sea algo tocado de refilón y no el hilo conductor.

  1. Tus dos primeros libros son autopublicados, pero el próximo va a salir con la editorial Ediciones B. ¿Cómo ha sido tu experiencia?
Muy buena y sorprendente. Fíjate que no hace ni un año ponía a la venta Ni conmigo ni sin mí por mi cuenta y riesgo en Amazon, haciéndomelo todo: corrección, maquetación, portada, promoción… vamos, todo, todo, todo, y la verdad es que tuvo una acogida bárbara, casi no me lo podía creer, pero así fue. Cuando Ediciones B se puso en contacto conmigo fue increíble, no porque no me creyera que no lo valiera, pero no pensaba que esas cosas ocurrieran en realidad, pero así fue también. Trabajar con ellos ha sido muy distinto a como estaba acostumbrada, a mi bola y yo me lo guiso y yo me lo como, en palacio las cosas van despacio y todo es consensuado con el equipo y, la verdad, es que estoy muy feliz, agradecida y orgullosa con el resultado final, que ya estoy deseando palpar. Un embarazo en todo regla, nueve meses desde que puse el dedo en la techa y empecé EmparéjaME, que es el título de la novela que saldrá a la venta el 5 de julio.

  1. ¿Crees que es más fácil empezar autopublicando o luchar porque una editorial te saque?
Lo más fácil es autopublicarte, a mí no me costó nada darme de alta y subir los archivos, y también lo más rápido, supongo que enviar manuscritos a editoriales y esperar a que te digan algo es un proceso mucho más lento. Yo nunca lo hice y mira… de todas formas voy a sacar libro con editorial.

  1. Tu nuevo libro tiene que ver con una web de citas que ya sale nombrada en Ni conmigo ni sin mí, ¿eso estaba planeado o es algo completamente aleatorio que decidiste al final?
Ya sabía que iba a escribirlo cuando estaba escribiendo Ni conmigo ni sin mí. Tenía el boceto en mi cabeza, igual que sabía antes de terminar EmparéjaME lo siguiente que iba a escribir y que por cierto ya he terminado de escribir, y ahora mismo estoy con algo nuevo que me surgió de improvisto mientras tenía pensando echarme un descanso, pero no puedo, me aturullan las ideas y el ansia me puede.

  1. Yo soy una persona que da mucha importancia a un buen personaje femenino, de los dos libros tuyos que he leído, ya sabes que tuve diferencias con Teresa al principio mientras que Cam me encantaba. ¿Puedes hablarnos un poquito de Mercedes, sin adelantarnos mucho del libro?
Mercedes es una mujer de treinta y cinco años, que por circunstancias personales está desencantada con el amor, pese a que lo tiene a todas horas presente, debido a su app de contactos y también a sus amistades que le restriegan el amor por las narices, y en concreto a una de ellas que le insiste bastante. Así que de entrada tenemos a una mujer que duda bastante que pueda enamorarse y de eso trata el libro, de la búsqueda del amor, pero a veces el amor tiene diferentes versiones y no siempre el amor se encuentra en los mismos sitios.

  1. Además de escribir, vendes unas tacitas super monas ¿Cómo se te ocurrió la idea?
Me gusta el diseño, de hecho, ya he comentado que yo misma me diseñé mis portadas autopublicadas, además de algunas más de autoras que me lo han pedido, y cuando escribí Ni conmigo ni sin mí y me inventé todo eso de la terapia antitac, no sé, pues me vino esa idea pasajera de hacer diseños con ella, y lo hice, porque me apetecía y lo uso para sorteos, regalos, etc.

  1. Ahora una pregunta lectora. ¿Cuál es ese libro que no te cansarías de releer nunca, ese que te abrió los ojos a la literatura o ese que se te viene a la mente cuando alguien te dice que le recomiendes un libro?
No tengo ninguno. Y si me piden recomendación no sé qué decir, cada lector es diferente y lo que para mí no vale para otro sí. Aunque cuando leo algo y me ha gustado lo pongo en Facebook por si a alguien le apetece leerlo.

  1. Por último, una pregunta casi obligatoria, ¿estás trabajando en cosas nuevas?
Sí, acabo de terminar un libro que está en manos del editor, y he empezado uno nuevo que, en principio, me gustaría presentar al Indie de Amazon, pero no sé si llegaré a tiempo. Siempre estoy trabajando en cosas nuevas porque escribir va ligado a mi vida de manera permanente.

lunes, 19 de junio de 2017

Reseña #15: Siempre será diciembre, Wendy Davies.

¡Buenos días estanterías!

Hoy vengo con una reseña que estoy segura de que me va a resultar muy dura de escribir. Ya os he dicho en un par de ocasiones que no soy de leer libros duros, que me hagan sentir triste o llorar. Pero hago excepciones y a veces los leo. Como cuando leí El día que el cielo se caiga, de Megan Maxwell, que nada más empezarlo supe que no iba a poder dejar de llorar. O Siempre será diciembre, que es el que os traigo hoy.

Título: Siempre será diciembre.

Autora: Wendy Davies.

Editorial: SM.

Precio: 11'95.

Páginas: 308.

ISBN: 9788467591996

Sinopsis: ¿Hasta dónde conoces a una persona? ¿Y a ti mismo? Cuarenta segundos pueden ser suficientes para cambiarlo todo.
Sam ha muerto. El mar se llevó sus secretos y ahora solo quedan mentiras y esa sensación de ahogo que todo lo envuelve. Samantha no es ella misma. Jay no sabe lo que hizo.Todos tienen algo que ocultar y cada día que pasa es una cuenta atrás. Mañana quizá sea tarde.


-RESEÑA-

Si os preguntáis por qué hice la excepción de leer algo duro con este libro, solo tenéis que leer el nombre de la autora (o autoras más bien). Si las habéis leído alguna vez ya sabéis que nunca nunca decepcionan. Y ya os aviso de que este libro NO es la excapción. Pero vamos a comentarlo.

Sam está muerto, cayó de un acantilado la noche del 4 de Julio. Jay estaba allí y no dudó en tirarse para intentar salvarlo y ahora no recuerda nada de lo que pasó. Samantha, la hermana de Sam, es la única que cree que él no tuvo nada que ver. Jay tiene algunos secretos, Samantha es una mentira. Todo el mundo esconde cosas y nadie parece querer decirle a Jay lo que sabe. Y Jay necesita saber la verdad, porque Sam era su mundo y ahora no está.

Suena duro ¿verdad? Imagináos que sentís todo eso. Que sentís lo que siente Jay o lo que hacen las mentiras con Sammy. Pues podéis sentirlo si leeís el libro. Y esa es una de las cosas que me encantan de Wendy Davies, que saben transmitir a la perfección lo que sienten sus personajes. Es increíble como todas sus novelas cumplen con este detalle. 

Voy a hablaros de Jay y de por qué es mi personaje favorito. Jay está completamente roto cuando empieza la novela, a diferencia de los puntos de vista de Sammy, Jay no nos cuenta la historia a nosotros. Jay habla con Sam. Le cuenta todo lo que está pasando por su mente y muchas veces piensa lo que Sam le hubiera contestado. Su punto de vista me ha parecido el más duro. Imaginar cómo se siente, creyendo que ha matado a su mejor amigo, que la culpa es suya. Es una situación muy difícil. Además creo que Jay es mucho más claro con sus sentimientos, con su vida. Es más transparente. Eso ayuda.

Samantha... Es un personaje complicado. Siempre se esconde tras sus mentiras así que es difícil no enfadarse con ella de vez en cuando. Algunas veces te cuenta una de sus mentiras y algún secreto. Y se agradece. Igual que a Jay le conoces casi desde el primer momento, con Sammy vas poco a poco. Si Jay se rompió con la muerte de Sam, Sammy lo hizo un poco antes. Con este personaje he tenido problemas de empatía porque no me gusta la gente que miente. Pero eh, como personaje es maravilloso. Y además creo que es muy fuerte, auqnue ella lo dude a veces. 

Pero si hablamos de personajes, tenemos que hablar de Sam. Seguramente es el personaje más importante de la trama. Todo gira en torno a él. Obviamente no hay un punto de vista de Sam, le conocemos gracias a Jay y Sammy. Es un personaje al que odiarás y amarás y odiarás hasta que luego comprendes. Me alucina como han conseguido que un personaje que no existe en el periodo de tiempo en el que transcurre la novela sea tan importante. Casi un protagonista más. 

Estoy hablando mucho de los personajes, pero es que esta novela es de persoanjes. Tiene una trama, un misterio sin resolver, pero lo más importante son los personajes. Su evolución, su actuación cuándo la verdad sale a la luz, todo. Y dejadme que diga que esto lo hace aún más auténtico.  Siento que me estoy alargando mucho, así que voy a pasar a lo mejor y lo peor. 

Lo mejor: la manera de transmitir. Es increíble, de verdad, sé que me repito, pero es que es maravilloso.

Lo peor: seguro que llegados a este punto pensáis que no hay ningún pero. Pues lo hay señoras, lo hay. El primer capítulo no me gustó demasiado. Me pareció un poco caótico y sé que al ser un primer capítulo no te vas a enterar de nada, pero aun así no me hizo mucha gracia. También os digo que esto os lo cuento porque me gusta ser sincera, porque lo cierto es que no lo tuve en cuenta a la hora de poner la nota.

El libro me ha encantado. Es maravilloso. Y, aunque sé que al ser un libro tan duro no volveré a leerlo, me alegro de haberlo leído.  He oído por ahí que hay gente a la que se le ha hecho pesado, eso como todo, son gustos. A mi no se me hizo largo, ni pesado, ni nada. Lo empecé a las ocho de la mañana un miercoles y lo terminé la madrugada del jueves a las dos. Era incapaz de soltarlo. 




Espero que os animeis a leerlo y ver vuestras reseñas. Muchas gracias por estar ahí, estanterías, nos leemos. 

viernes, 16 de junio de 2017

Reseña #14: Una salchicha muy viva, Nina Minina.

¡Hola, hola!

Hoy vengo con la segunda reseña y última de la autora protagonista de la sección Conociendo Autoras de este mes. Y, como no quiero enrollarme demasiado, vamos directamente a ello.

Título: Una salchica muy viva.

Autora: Nina Minina.

Editorial: autopublicado.

Precio: 6'87.

Páginas: 150.

Sinopsis: ¿Qué sucedería si una mujer como Teresa, adicta al pluscuamperfecto del verbo “calibrar”, madre sin rehabilitar, y con menos vida sexual que una Nancy beata, fuera secuestrada por Risto, un cowboy urbano de muy pocas palabras, más calvo que Don Limpio y firme candidato a empotrador del año en los sueños de Teresa?
Teresa lo tiene claro: disfrutar de su cautiverio y darse un baño relajante, porque, después de todo, no todos los días una es secuestrada por el calvo de sus sueños, ¿verdad?

¿Te atreves a entrar en la mente de teresa y experimentar el secuestro exprés más loco de tu vida?


 -RESEÑA-

Bueno en esta ocasión no os voy a resumir los sucesos del libro porque creo que en la sinopsis están bastante claros. Os dije en el libro pasado que Teresa no me caía bien porque no entendía cómo podía haber reaccionado así y bueno, sus actos al final de la novela me parecían de lo más alocados e injustificados, vengo a cambiar de opinión, un poco. 

José Luís me ha caído fatal y he conseguido comprender la decisión de Teresa, desde el principio del libro, casi la primera página, le he hecho la cruz y he entendido un poco el personaje de su mujer. De todas formas, Teresa ha tardado un poco en hacerse querer. No me gutsa lo que hace con Cam, solo por entretenimiento, ni como actua en gran parte del principio, pero la verdad es que su forma de estar con los secuestradores cambió un poco mi opinión.

En cuanto a los secuestradores, que no tienen madera de serlo, Amancio es el más divertido. Me encanta que no sepa ni pronunciar bien las palabras y aun así el ego lo tenga bastante elevado. Risto sin embarlo hay ocasiones en las que me parece hasta tierno. 

Por alguna razón este libro no me ha resultado tan grancioso como el anterior... Bueno no, no es así, sí que es gracioso pero no he conseguido soltar las carcajadas que soltaba con el otro, no sé si me explico. 

La escena del jacuzzi es, sin duda, una de las más divertidas, creo que aporta mucho a la novela y deja ver un poquito del caracter de todos. 

No me quiero alargar mucho más porque la historia no es muy larga y tengo la sensación de que todo lo que diga puede ser spoiler. 

Lo mejor: haber podido comprender a Teresa por fin, porque la verdad es que le tenía mucha inquina en el libro anterior y al principio de este.

Lo peor: se me ha hecho un poco más lento que el anterior, no pesado, porque el libro no es pesado, pero si es verdad que un poco más lento. 

En conclusión os digo que es una buena lectura, no tan divertida como la anterior, pero sí graciosilla y muy amena. La verdad es que Nina Minina no decepciona.
 

Muchas gracias por estar ahí, nos leemos. 

miércoles, 14 de junio de 2017

Crónica del Picnic Cotorras Lectoras.

¡Hola, hola!

Hoy vengo a contaros mi último día en la Feria del Libro de Madrid. La verdad es que fue un día genial, pero no quiero adelantaros mucho más, voy a empezar directamente.

Lo primero que hice fue correr al evento de Ediciones B en el que estaban muchas de sus autoras, tanto en papel como en digital. En la mesa estaban sentadas las más importantes pero tengo que decir que todas intervinieron mucho en la charla que hubo, cosa que me pareció muy bien, hay que darle más visibilidad a autoras en digital.


En el evento hablamos de libros publicado y libros que están por publicar. La verdad es que me encanta este sello editorial porque da muchas oportunidades. Hablaron escritoras veteranas y nuevas escritoras a las que publicaron ellos por primera vez. Es genial ver una editorial que no solo potencia la venta digital, también da oportunidades a nuevas escritoras españolas. Que me he dado cuenta de que últimamente no se apuesta mucho por lo nacional y esto se agradece, porque tenemos algunas escritoras que WOW.

Después del evento nos digeron que no iban a poder firmarnos las autoras, pero la verdad es que yo me acerqué a Lola Rey, que me firmó a pesar de todo lo que estaba diciendo la mujer que había presentado
el evento. Y eso es algo que agradezco muchísimo. Fue un placer poder conocerla por fin y tener unas palabras. Y seguro que dentro de poco véis reseñado su nuevo libro, que le tengo muchas muchas ganas.

Casi corriendo tuve que ir al Picnic que organizaba Cotorras Lectoras, auqnue al final por unas cosas y por otras llegué más tarde de lo que me gustaría.

El Picnic era una reunión de blogger y escritores, pero sobretodo de lectores. Hablamos, debatimos un poco e intercambiamos opiniones. Y, sobretodo, reímos. Reímos mucho y nos lo pasamos estupendamente. Yo tuve el placer de estar con Sara Lectora, Patri La Narradora, Carmen, Esme, Alexandra Roma y muchas más. Tuve el placer de conocer a gente increíble y la verdada es que fue maravilloso.

Depsués de la comida en la que no paramos de cotorrear, nunca mejor dicho, tuvimos que movernos un par de veces de sitio porque, como ya sabéis, el sol va cambiando y ninguno queríamos quedarnos. Esta vez acabé sentada al lado de Kate y Mabel y fue un momento super especial para mí.

Pero lo mejor del picnic fue, sin duda alguna, poder darle un achuchón a Kate Danon, que ya sabéis que me encanta y hacía mucho tiempo que no la veía y me encantó. Se portó de lujo conmigo y casi parecía que me conocía de toda la vida. Fue super amable y se lo agradezco muchísimo.

Después de esto fuimos a la firma de Elisabeth Benavent, donde Silvia del blog Silthesia nos estaba guardando sitio. Y la verdad es que a pesar de llegar casi dos horas antes a la firma, solo tuvimos que esperar una porque Beta empezó a firmar más de media hora antes y además fueron todos majisimos con nosotras.

Para mí fue un día maravilloso por muchas razones, pero sobretodo por poder compartir esto con gente alucinante, concoer a gente nueva y poder estar con escritoras tan geniales como las que nos acompañaron. No tengo palabras para agradecer lo suficiente a todo el mundo que estuvo allí y lo bien que se portaron conmigo. Yo sé que el blog ahora es pequeñito, que llevo poco tiempo, pero en estos dos meses me ha dado tanto que no sé cómo agradeceros a todos todo lo que me dáis.

Y de esta forma tan ñoña me despido, deseando que llegue pronto el año que viene para poder repetir otra vez todo esto y todo lo nuevo que venga. Muchas gracias por estar ahí. ¡Nos leemos!

lunes, 12 de junio de 2017

Reseña #13: Encontrando a Silvia, Elisabet Benavent.

¡Hola pequeñas estanterías!

Estoy muy emocionada con la reseña de hoy porque tengo el libro muy reciente y espero poder expresarme sin ningún problema, que ya sabéis que cuando me emociono se me van mucho las cosas de las manos y las palabras salen en un torrente que casi no puedo controlar.

Pero bueno, vamos a centrarnos que no queremos hacer esto demasiado largo.

Título: Encontrando a Silvia.
 
Autora: Elisabet Benavent.

Editorial: Suma de Letras.

Precio: 9'95 (bolsillo).

Páginas: 292.

ASIN: B00KMCJPNY

Sinopsis: Silvia necesita estar al lado de Gabriel, saber que está bien.
Pero Gabriel no cree en el amor; no como Silvia.
Silvia tiene problemas con Álvaro cuando recibe una oferta irrechazable.
Silvia busca señales; desea encontrarse.
Pero el lado oscuro de la fama y una personalidad autodestructiva la pondrán a prueba.


-RESEÑA_
(Contienen spoilers del primer libro)

¡Por fin! ¡Por fin pude comprarme el segundo libro de la bilogía de Silvia. Sé que igual para vosotros es poco tiempo, pero la reseña que subí de Persiguiendo a Silvia la escribí hace un mes, no escribo las entradas al día. Así que imaginad, parece que hace siglos que leí la primera parte y las ganas que tenía de esta eran enormes... 

Silvia está perdida, quiere estar con Gabriel pero no quiere dejar España, porque Alvaro está en España, su amiga Bea está en España, todo lo tiene en España, todo excepto Gabriel. Al final, el día que la relación tensa que mantiene con Alvaro pasa a ámbito laboral, Silvia sabe que tiene que marchar. Poner tierra de por medio es la solución para olvidar a Alvaro, estar con Gabriel y encontrarse. Y, aunque en un principio las cosas son mágicas, la gira de Gabriel lo complica todo y lleva a Silvia al límite, hudiéndola en un mar tan oscuro del que cree que no va a salir. 

Si la primera parte me pareció divertida esta me parece dura, dura a más no poder. Y eso es algo que se veía venir porque lejos de tratarse de un triángulo amoroso, creo que desde el principio queda bastante claro quién ocupa su corazón. La evolución de la relación entre Gabriel y Silvia es IMPRESIONANTE, pero aun así no es nada comparado con la que tienen los personajes principales. 

Silvia está perdida pero es feliz. Vivir con Gabriel la llena por completo (tos, tos, literalmente, tos tos). Su nuevo trabo aunque la ocupa mucho tiempo la hace sentir valida y no estancada. Su manera de habalr sin filtros aparece de vez en cuando pero nada que ver con el primer libro y creo que esto es un paso en su madurez, que no vemos por completo hasta que las cosas se ponen muy feas. Y es que, como se dice en el libro, Silvia maduró de un solo golpe, uno muy duro. Elisabet nos transmite de manera perfecta cómo se siente Silvia después del gran revés, cómo deja de ser ella para convertirse en un fantasma de lo que una vez fue.

Con Gabriel no solo vemos una evolución, vemos altibajos. Empieza la novela siendo el mismo Gabriel que dejamos en el primer libro para conventirse en lo peor que puede ser un ser humano. Gabriel está enfermo, mucho más de lo que Silvia o el mismo esperaban y eso va a suponer la parte más dura de la novela. A mí me rompió el corazón de tantas formas que necesitaba saber cómo terminaba.

Tengo la sensación de que Bea es mucho más importante en este libro. Supone un apoyo fundamental para Silvia, aunque a veces Silvia se apoye en otro. Del que os voy a hablar un poco más adelante. 

Ya os lo he dicho, el tono de esta novela es duro, serio, mucho  más que el anterior, supone un antes y un después y aunque nos haga sufrir, consigue que terminemos con una buena carcajada. Como oís, no digo que el final no sea de suspiro de amor, digo que la carajada final va estar ahí. Si lo habéis léido seguro que sabéis de que hablo.

Lo mejor: Todo. ¿Puedo decir todo? Creo que la historia en cojunto es maravillosa, la forma de transmitir es impresionante y sabe plasmar muy bien la enfermedad que Gabriel arrastra. Es que de verdad que no me extraña que digan que es el mejor libro de Beta, aunque cuando lea más cosas suyas, ya os contaré.

Lo peor: Os dije que os hablaría de Alvaro más adelante  e igual que en el primer libro me parece un personaje totalmente necesario, aquí no. Creo que solo está para crear conflicto y más que ayudar a Silvia, se limita a mirar lo que él quiere, sin darse cuanta de lo que Silvia en realidad necesita. Ya os dije que en el primer libro mi opinión fue cambiado con respecto a este personaje, pero en este la mantengo, no me gusta, creo que se aprovecha de la debilidad en lugar de intentar comprender. Es un personaje al que he cogido bastante asco, así os lo digo, sin más.

No hace falta que os diga que si no habéis leído esta bilogía tenéis que leerla, ¿no? Bueno, os lo digo de todas formas TENÉIS QUE LEER ESTA BILOGÍA. Seguro que no os arrepentís y si lo hacéis decídmelo y así lo comentamos. 


Esto es todo por hoy, muchas gracias por estar ahí pequeñas estanterías, nos leemos.

domingo, 11 de junio de 2017

Crónica de la Blogger Lit con.

¡Buenos días pequeñas estanterías!

Sé que os traigo esto un poco tarde pero esta semana ha sido caótica y apenas he tenido tiempo para poder subiros las reseñas en el horario de siempre. Sin embargo espero que esto se normalice un poco las próximas semanas, eso si, no os preocupéis que las entradas de las próximas semanas ya están preparadas.

Como habéis visto en el título, hoy os traigo la crónica de la BLC y como hay mucho que decir, voy a ir al grano directamente.



Este ha sido el segundo año que he ido a la Blogger por lo que no ha sido una sorpresa que la organización dejara mucho que desear.

Lo primero que nos dicen cuando te apuntas al evento es que la puntualidad es muy importante, que a las diez empieza todo pues muy bien, hasta las diez y media once menos veinte no les dio la gana de emepzar a repartir los detallitos y el plan con las actividades. Por suerte yo no estaba muy atrás en la cola y a las once menos diez ya tenía el planning y los pequeños detalles que nos dan.

Yo ya estaba un poco de mal humor porque la firma de Wendy Davies era a las once y no iba a llegar la primera. Pero mi cabreo fue a más cuando una chica de la BLC se puso delante de mí, diciendo que no podía irme hasta que nos hicieramos la foto. Todo esto porque a las once se daba un regalo en la caseta de Maeva. Que me parece estupendo, pero yo no hubiera tenido que irme con prisa si el evento hubiera empezado a su hora. Obviamente ignoré lo que me dijo esa chica, de muy malas maneras por cierto, y me fui casi corriendo a la firma de Wendy Davies.

Y, como siempre, es un placer ver a Fátima y Merche y poder hablar con ellas. Fueron super amables y nos adelantaron que su próximo libro al final saldrá el año que viene por temas de editoriales. Es una pena, pero por ellas merece la pena esperar el tiempo que sea.

La cosa iba de firmas, porque nada más terminar con la de Wendy me fui directa a la cola que se estaba formando en la de Andrea Izquierdo. Igual que a las chicas de Wendy Davies las conocía, era la primera vez que veía a Andrea y me pareció un amor de persona, que siempre tenía una sonrisa para nosotras y que además nos dió un pequeño detalle que, a mí, me hizo mucha ilusión.

En la misma caseta una hora después empezó la firma de Olvia Ardey, y yo me llevé Con Sabor a Irlanda, un libro del que veréis reseña dentro de poco. Esta fue la firma con la que más fría me quedé, apenas le dije a Olivia mi nombre y me fui. Por supuesto no digo que sea  borde, ni que se portara mal, simplemente no tuve mucho contacto con ella y me quedé un poco más indiferente con la firma.

Ya era la una cuando pude tirarme en el cesped a descansar después de toda la mañana de firmas. Así que el grupo con el que iba y yo fuimos a la zona de la comida para esperar a los demás y comer con todos los asistentes.

El tema de los juegos... Ya os dije que la BLC estba siendo un desastre con la organización pero los juegos se llevaron la palma... Para empezar tenías que buscar a uno de los coordinadores para que te pusiera un número que luego sería tu grupo. Esto no suena mal ¿verdad? Bueno y ¿qué pasa si os digo que ningún coordinador quería ponernos número? Te decían que fueras a hablar con otro (para que no estuvieras con tu grupo de amigos sino que hablaras con más gente) pero es que cuando hablabas con el otro coordinador, tampoco te quería poner el número. Así que basicamente me tiré media hora hasta que suplicando me pusieron el número cinco en la mano.

Esto hizo que muchos de mis amigos se quedaran sin jugar porque estaban hartos de perseguir a gente que pasaba de ellos y que siempre les negaba el número. ¿En serio era necesario hacerlo así? No, yo creo que no. Con todo, lo juegos fueron divertidos y hasta gané algunos libros. Pero la organización fue horrible.

Después de esto, de nuevo no pude estar en ningún evento porque volvía a tener un montón de firmas.

La siguiente de la lista fue Marisa Sicilia, de la que ya habéis oído hablar por aquí porque reseñé El Ultimo Baile, un libro que me enamoró muchísimo y que ahora tengo en papel. Como siempre es un placer verla porque siempre tiene una sonrisa para mí y palabras de agradecimiento, cuando soy yo la que debería agradecerle todo lo que ha hecho por mí.

Luego pasé a ver a Sandra Andrés porque era la primera vez que venía a Madrid después de tres años. Y fue super agradable poder tener unas palabras con ella antes de ir corriendo a la firma de Arena Negra.

Sin embargo, había tanta gente que al final tuve que dejarlo pasar, ya habrá otras ocasiones para que Gema me firme el libro. Además ya estaba agotada de todo el día corriendo de un lado para otro y solo me apetecía quedarme sentadita un rato antes de irme a casa. Eso sí, aunque Gema no pudo firmarme, si que me llevé Arena Negra a mi casa.

También pude ver a Mayte Esteban entre firmas, que si habéis estado por aquí os sonará de la reseña de Entre Puntos Suspensivos, y que me firmó en mitad del la feria su libro Detrás del Cristal y sé que me repito mucho, pero es majísima y me encanta coincidir con ella.

Así que como véis, no estuve mucho en la Blogger, sino que fui más de firmas, aunque el único evento que me quedé con ganas de ver fue la mesa de Wendy Davies, pero bueno, tuve un par de correspontales que me iban informando hahaha.

Y esa fue toda mi BLC. ¿Repetiré el año que viene? Pues no lo sé, tampoco pierdo por volver a ir, aunque luego acabe yendo a firmas más que otra cosa, supongo que dependerá de las circustancias. Lo que sí sé es que este año, a pesar de haber ganado algunos libros, fue un chasco todo el tema de la organización.

Gracias por haber llegado hasta aquí y aguantar toda la parrafada que os he soltado. Nos leemos.

viernes, 9 de junio de 2017

Reseña #12: Ni conmigo ni sin mí, Nina Minina.

¡Buenos días bellas estanterías!

Hoy vengo con la primera reseña que forma parte del Conociendo Autoras de este mes. Como ya os dije en la entrada en la que os hablo de la autora, estaba leyendo Ni conmigo, ni sin mi y esa es la reseña de la que quiero hablaros hoy. Así que no me entretengo más y os dejo con ella. 

Título: Ni conmigo ni sin mi.
 
Autora: Nina Minina.

Editorial: Autopublicado.

Precio:  8'4 (verisón en papel).

Páginas: 254.

Sinopsis: ¿Qué sucedería si una mujer como Cam, adicta a los zapatos y a las palabras fuertes, y con línea directa de WhatsApp con el más allá, conociera a David, un joven abogado con un brote agudo de sexilexia, fan de los bailes latinos y con algún que otro secretillo inconfesable? Veinticuatro horas locas, una no cita a ciegas, un misterio sin resolver y un aparatoso secuestro exprés. Descubre esta disparatada novela de Nina Minina, si no te ríes es que estás mueeeeeeertoooo.

-RESEÑA-

Bueno, tenía muchas esperanzas en que este libro me hiciera reír y aviso de spoiler de la reseña: lo ha hecho y hasta el punto de no poder aguantar una carcajada en pleno metro. 

Se me hace un poco complicado contaros de que va el libro sin hacer spoilers de cosas importantes y divertidas, así que lo haré como pueda: Cam ha tenido un mal día cuando se dirige a la cita que ha concertado con Davis, vigilada por su amiga Teresa por si acaso su cita por internet es un psicopata que pretende hacerlas daño. Aunque queda claro que David es un tipo de  lo más tierno, los sucesos que ha vivivo, parecen perseguirla y tendrá que enfrentarse a unos policías poco profesionales, un secuestro, una vecina vieja que está un poco chalada y los sentimientos que le surgen por David, un chico al que acaba de conocer. 

Bueno, se que no lo he resumido de la mejor manera, pero creo que la sinopsis ya lo cuenta muy bien y yo no quiero estropearos la novela, porque merece mucho la pena. 

Lo primero que tengo que mencionar es la pluma de la autora, que a pesar de ser una novela muy loca me ha parecido que está muy cuidada y es lo que más me ha conquistado. Consigue que aunque la hsitoria transcurra en un día, nada sea precipitado y hasta el instalove parece menos insta love. 

Las situaciones que vive Cam son de locos e increíbles, pero es precisamente eso lo que las hace de lo más graciosas. Son ese tipo de cosas que parece que no pasan nunca pero luego acabas viendo en los periódicos. 

Y hablando de Cam tengo que decir que durante el principio de la novela me caíga regularcillo, da importancia a cosas muy banales, cuenta algunas mentiras y no la veía capaz de luchar demasiado por lo que quería. Pero creo que evoluciona bastante y aprende un poco de sus errores.

Aunque, sin duda alguna, el personaje que más me ha gustado es David porque es extremadamente tierno y comprensivo. De hecho, a veces es tan comprensivo que me dan ganas de decirle que despierte y se enfade un poco.

En cuanto a los secundarios, creo que son los que dan más humor a la novela y solo hay uno al que le he tenido mucha rabia y es Teresa. No sé porqué pero ese personaje me ha caído especialmente mal, sobretodo por las decisiones tomadas al final del libro, PERO y sí, lo pongo con mayúsculas, espero poder redimirme un poco al leer el libro desde su punto de vista, para intentar comprender las decisiones que toma. 

Y como no quiero enrollarme mucho más, voy a pasar a lo mejor y lo peor de la novela.

Lo mejor: estoy entre la pluma de la autora y las carcajadas que me ha hecho soltar. Ambas cosas me han parecido alucinantes y estoy más que satisfecha con la novela.

Lo peor: en relación a la trama no tengo muchas pegas que poner. El isntalove está tan bien llevado que es algo que no me ha molestado para nada y de hecho, como he dicho antes, lo que menos me ha gustado es el personaje de Teresa, que no es culpa de la autora, simplemente no teníamos mucho feeling. 

No suelo leer novelas de este tipo, pero la verdad es que estoy encantadísima.  Tengo muchas ganas de coger el segundo libro, que será mi próxima lectura cuando termine Escándalo y os prometo que la semana que viene os cuento cómo ha ido mi pequeña aventura con la novela de Teresa. 


Muchas gracias por estar ahí pequeñas estanterías, nos leemos.   

lunes, 5 de junio de 2017

Reseña #11: Persiguiendo a Silvia, Elisabet Benavent.

¡Buenos días pequeñas estanterías!

Hoy vengo con otra reseña de la preciosa Elisabet Benavent. En esta ocasión es del primer libro de una de sus bilogías, de hecho es del libro que mejores críticas he leído, pero bueno, no vamos a adelantarnos a los hechos, vamos mejor poquito a poco ¿no?

Título: Persiguiendo a Silvia.

Autora: Elisabet Benavent.

Editorial: Suma de Letras.

Precio: Mis ediciones costaron 4 euros cada uno. En bolsillo no llega a 10.


Páginas: 473.

ISBN: B00K6J8NAY

Sinopsis: Silvia trabaja en una importante multinacional y está perdida. Silvia necesita encontrar a alguien para olvidar a Álvaro. Álvaro es su jefe y acaba de romperle el corazón. Bea, su mejor amiga, le propone un viaje... Y allí Silvia se encuentra con Gabriel... Gabriel es una estrella de rock y también tiene problemas. Silvia y Gabriel conectan desde el principio. Y pronto descubrirán que ese encuentro cambiará sus vidas.

-RESEÑA-

Llevaba muchísimo tiempo quierendo leer este libro, pero ya sabéis lo que pasa, que los "to read" se acumulan de manera tan grande que nunca estuvo en mis prioridades. Pero un día buceando en Bookstagram me topé con que la revista Divinity iba a sacer el libro en dos tomos y oye, era muy barato para dejarlo pasar... Así que me hice con ellos y los devoré en cuanto tuve la segunda parte.  

Silvia es una chica intranquila y bastante excentrica que trata de superar la ruptura con Álvaro, su ex y jefe. Para ello organiza un viaje con su amiga Bea de un fin de semana en el que planea divertirse y darse un respiro. Las cosas no salen como ella planeaba cuando antes de salir Álvaro y ella se acuestan. Esto hace que durante el tiempo que está con Bea se resigne a pensar en e´l mientras su amiga se divierte. De alguna manera, Silvia acaba sola en la playa porque no puede ir al hotel donde su Bea se lo está pasando en grande. Después de unos minutos de soledad devastadora, un hombre se sienta a su lado y resulta ser un conocido cantante internacional del que Silvia ha oido hablar en un par de ocasiones. Sin darle mucha importancia a quién es, Silvia desahoga todas sus penas en él y de ese pequeño momento en la playa comineza a surgir una amistad muy intensa. Ahora Silvia tienen que lidiar con dos cosas, un Álvaro que quiere volver con ella y una amistad con Gabriel que es, sin duda, demasiado intentsa. 

Como véis, la trama promete y yo he alucinado. Podemos decir que el libro se divide en dos: capitulos del presente de Silvia y capitulos de su pasado con Álvaro, todo esto intercalando unos y otros. Esto no suele gustarme porque me hace perder el hilo y me desespera pero aquí queda tan bien, te hace comprender tanto la historia que no ha podido parecerme otra cosa que una genialidad. La verdad, no puedo ponerle ninguna pega a como ha desarrollado la trama y tampoco a la forma de escribirla. 

Sé que hay mucha gente que odió al personaje de Álvaro desde el principio, no es mi caso. Me gustaba y quería que funcionase la relación con Silvia. Sin embargo, el hecho de que capítulo si y capítulo no fuera conociendo la relación que existió entre ellos me fue haciendo cambiar de opinión poco a poco. Y lo mismo me ha pasado con la parte que cuenta la historia actual de Silvia. Al principio pensaba una cosa y poco a poco mi opinión iba cambiando al conocer algo más de la historia.

Silvia... Silvia es un personaje especial que no va a gustar a todo el mundo. A mi su rollo sin filtro me encanta, aunque es cierto que a veces hace cosas que son demasiado... Pero en general es un personaje bastante divertido y complejo y eso me ha ayudado mucho a empatizar con ella. Álvaro es un personaje que pasó de gustarme a empezar a serme indiferente, no por nada, es que Silvia brilla muchísimo y Gabriel... Si Silvia es especial Gabriel lo es más. ¡Es tan maravillosamente complejo, tierno y sexy que casi no se puede ni respirar!

Algo que no me entusiasma demasiado es que los secundarios no pintan mucho en el libro, pero bueno, tampoco me voy a quejar mucho de esto porque al fin y al cabo cumplen su función. 

El ritmo de la novela es bastante trepidante, no he podido soltarlo hasta que he terminado.

Lo mejor: creo que el final es perfecto. Obviamente lo deja abierto porque hay un segundo libro pero me parece tan maravilloso que me ha dejado un muy buen sabor de boca y muchas ganas del siguiente.

Lo peor:  la verdad es que no tengo muy claro que poner aquí porque el libro me ha parecido muy completo y no tengo queja alguna ni nada que haya odiado especialmente. Así que creo que voy a abstenerme.

Como podéis verla, la novela me ha entusiasmado y decir algo menos sería mentira. Me parece que está increíblemente bien construida y mucho más amena de leer que La Magia de Ser Sofía, que ya os reseñé y que también me gustó, aunque no tanto como este. Espero poder leer pronto la segunda parte, pero creo que aun va a pasar algo de tiempo antes de que consiga hacerme con él.

 

domingo, 4 de junio de 2017

Reseña #10: Amenaza entre las sombras, Linda Howard.

¡Buenos días estanterías!

Hoy vengo con la reseña de la novela que comentamos en el club de lectura del mes de mayo  y cuya crónica tenéis aquí. Os aviso de que tengo mucho que decir de la novela aunque espero no alargarme demasiado. No me gustan que las reseñas se hagas demasiado largas.

Título: Amenaza entre las sombras.

Autora: Linda Howard.

Editorial: Harper Collins.

Precio: 13'38 (precio amazon).

Páginas: 448.

ISBN: B06XSH147K

Sinopsis: Para Morgan Yancy, jefe operativo de un grupo paramilitar, su trabajo era lo primero. Pero, tras sufrir una emboscada en la que estuvo a punto de morir, su supervisor estaba más que decidido a descubrir quién iba tras los miembros de su escuadrón de élite… y por qué. Ante el temor de que el desconocido enemigo volviera a atacar, Morgan había sido enviado a un lugar aislado para permanecer oculto, aunque vigilante. Sin embargo, entre la atractiva anfitriona a la que estaba decidido a proteger, y una mortífera amenaza agazapada entre las sombras, pasar desapercibido demostró ser la misión más peligrosa a la que se había enfrentado jamás.
Bo Maran, la jefa de policía a tiempo parcial del pequeño pueblo montañoso de Virginia Occidental, había conseguido al fin construirse la vida que deseaba. Tenía amigos, un perro y algo de dinero en el banco. Y de repente Morgan apareció ante su puerta. Bo no necesitaba a ningún hombre misterioso en su vida, y menos uno tan problemático, atractivo y hermético como Morgan. Ella ya tenía bastante con apaciguar a los habitantes de Hamrickville tras una disputa personal que se había torcido.
A medida que pasaban los días y las semanas, más difícil les resultaba a Bo y a Morgan luchar contra la intensa atracción y la creciente intimidad, a pesar de que ella era muy consciente de que ese hombre se escondía de algo. Sin embargo, descubrir la verdad podría costarle a Bo más de lo que estaba dispuesta a dar. Y, cuando la tapadera de Morgan fue descubierta, podría costarle la vida.



-RESEÑA-
 

Morgan es disparado al llegar a su casa depués de un viaje de pesca por placer. Después de que su corazón dejara de latir en dos ocasiones en la operación a corazón abierto para retirar la bala, Morgan consigue salir del aprieto, pero lo que viene ahora no es fácil. Tendrá que recuperar sabiendo que hay alguien que quiere hacerle daño. Para ello, su jefe Axel le enviará con su exhermanastra, para que pueda coger fuerxas mientras él mismo tiende una trampa a la gente que ha atentado contra su vida. Bo sabe que tener un extraño en su casa no es lo ideal, pero no puede dejarle solo con su debilidad, por lo que acaba aceptando el trato. Lo que ambos no habían previsto que algo más que simple compañerismo surgiera entre ellos y les pusiera en peligro. 

Vale primero tengo que decir que la sinopsis que le han puesto al libro me resulta demasiado larga. No sé a vosotros pero a mí ver la sinopsis de ese tamaño hace que me dé una pereza tremenda leerlas si quiera. Puf.

Vamos la lo que importa. La trama me resultaba muy atractiva, principalmente porque no suelo leer thirller romántico y oye, me apetecía. Siempre está bien cambiar un poco. No creo que esté del todo mal llevado el misterio y la parte romántica, lo que es un punto a su favor. 

Siguiendo con las cosas buenas diré que la novela consiguió engancharme, aunque no gracias a la pluma de la autora. Los personajes fueron un punto clave en esto. El hecho de que la tercera persona nos contara el punto de vista de los dos, ayudó a que empatizara con ellos. Claro que era difícil no empatizar ya que la mitad de sus pensamientos se repetían, en ocasiones, de forma cansina. 

Morgan es frío y calculador y sin embargo se muestra así solo cuando es necesario. Al principio de la novela pensé que ese sería el Morgan que veríamos siempre y me horrorizó, porque prácticamente parecía un robot. Pero tranquilos que como he dicho solo es así cuando la situación lo requiere. Tengo que decir que a pesar de todo es un poco impulsivo y las últimas decisiones que toma con respecto a él y Bo me dejaron un poco en plan: ¿en serio has dicho eso? Porque creo que está claro que la autora lo escribió así solo porque creía que los lectores iban a querer eso. Y me voy a tomar la libertad de decir que los lectores solemos ser exigentes y queremos cosas con coherencia en la trama, no cosas bonitas solo porque sea una novela romántica. 

Bo me ha gustado porque es una mujer fuerte y toma las riendas cuando tiene que tomarlas. Pero la relación con su perra a veces me sacaba de la historia y más adelante diré el porqué. La verdad es que ahora, pensando un poco en ello, no creo que sea un personaje que evolucione mucho y lo mismo pienso de Morgan.

Los secundarios son todos encantadores (salvo los que tiran a antagonistas, claro) De hecho hay un par que de tan encantadores que son me han caído fatal. Es que parecía que estaba describiendo un pueblo de ensueño con vencinos de ensueños y eso no es nada creíble señoras. 

Y ya que estamos hablando de secundarios, hablemos de Tricks. Me encantan los perros y la verdad es que me gusta que este tuviera protagonismo, pero vamos a ver, una cosa es protagonismo y otra demasiado. El personaje de la perra me ha gustado porque soy una dog lover y esto es así, pero es que la autora la ultiliza de recurso constante. Había veces en las que no era necesario que se hablara tanto del perro y aun así lo hacía. 

Esto último pasa muchísimo durante la novela: el uso de recursos constantes. Te hablaba de lo mismo una y otra vez y una y  otra vez. Hasta el punto de que de verdad me he planteado que el libro sería mucho mejor con cien páginas menos. Es que os prometo que hay ocasiones en las que a lo mejor, Bo y Morgan se están mirando y Bo se pone a pensar cosas que no vienen a cuento, cosas que duran como tres o cuatro páginas en las que se desarrolla solo una mirada. Es que yo soy Morgan y pienso "a está chica le pasa algo, no está bien". 

Y esto me lleva a otro punto: hay ocasiones en las que todo se hace demasiado pesado. El principio, sin ir más lejos, me costó dios y ayuda leerlo. Pero tengo que admitir que una vez pasado esto me encanchó mucho. Es esto último lo que salva a la novela.

Lo mejor: que consiga engancharme. Porque si además de tener tantos fallos (para mí) no hubiese conseguido engancharme, creo que hubiera ido al Club sin terminarla.

Lo peor: el sexismo. ¿En serio es necesario decir que la leche desnatada solo la beben las mujeres? Pues mira a mí no me gusta, me gusta la leche entera. Durante toda la novela hace este tipo de separaciones en las que las mujeres no comen un filete, no beben X cerveza, creen que las Oreo son comida de hombres. Pero esto ¿a qué narices viene? Yo creo que no hay nada que me haya molestado más. Que es una novela nueva, una novedad editorial del siglo XXI ¿puede alguien explicarme por qué hacer este tipo de comentarios en el 2017? ¿Cuál es la necesidad? Que Morgan necesite comer más o ese tipo de cosas porque quema muchas claorias al día para mantener su físico, lo entiendo, pero eso no quiere decir que las mujeres no podamos comernos un filetón si queremos.

Os he vuelto a traer una reseña con un sabor amargo, pero lo hago con total sinceridad. Si un libro no me convence, no voy a deciros lo contrario. Lo que ha salvado a este libro de una nota espantosa es que me enganchó lo suficiente como para ir obviando un poco tantas cosas que no me gustaban.  Como siempre os dejo aquí abajo mi puntuación de Goodreads.



Muchas gracias por leer, pequeñas estanterías. Espero que la próxima reseña sea un poco más dulce.