martes, 21 de noviembre de 2017

Reseña #50: Fantasía, M. S. Force.


-Fantasía- M. S. Force- Grijalbo- 312páginas- 15'10-
Después de que la prensa del corazón airee los terribles secretos sobre el pasado de Natalie, Flynn decide ayudarla ofreciéndole su amor, su dinero y sus contactos. Y es gracias a ese apoyo incondicional que ella consigue, poco a poco, superar el escándalo.
Sin embargo, él no se atreve a mostrar sus cartas y a ser completamente sincero con la mujer de su vida. Su vida sexual es placentera y cariñosa, alejada de las prácticas de sadomasoquismo a las que él estaba habituado. Aunque de momento parece haber renunciado a ellas, esos juegos, siguen poblando su mente de fantasías en las que da rienda suelta a sus gustos más atrevidos. Natalie vive feliz y totalmente ajena, pero las mentiras no pueden ocultarse siempre. Y la verdad, cuando estalla, puede hacer pedazos aquello que más quieres.

-Reseña-

Después de pensarlo mucho mucho, decidí darle una otra oportunidad a la saga Celebrity. Si lleváis un tiempo por aquí ya vistéis la reseña de Escándalo que no me entusiasmó demasiado a pesar de ese final de infarto. Así que no voy a negarlo, iba un poco con miedo, pero al final no ha estado nada mal.

Escándalo acaba con la prensa revelando el gran secreto de Natalie. Ahora, con todo su pasado de nuevo encima suya, Natalie tendrá que aprender a sobrellevar de nuevo esa sensación que tuvo cuando tenía quince años. Flynn por otra parte tendrá que lidiar con el pasado de Natalie, que parece afectarle demasiado, y su propio secreto que cada vez lucha más para salir a luz. Ambos se embarcarán en una historia de amor que por fin parece libre de mentiras, pero los secretos nunca están lo suficientemente ocultos.

Cuando el libro empieza nos encontramos a una Natalie en shock. No sabe como asimilar la situación y es incapaz de mostrar una sola emoción, hasta llorar sin darse cuenta. Sin embargo es un estado se shock así que se le pasa con un buen sueño. Me gusta un poco la forma en la que ha hecho evolucionar a este personaje en la novela. No le da más drama del necesario y sabe como suele reaccionarse a un trauma de este estilo. Tan pronto estás bien como estás mal.

Por otro lado, Flynn me pone mucho de los nervios y a la vez me parece super super tierno. Creo que sabe comportarse muy bien con Natalie, pero tiene un gran problema a la hora de ser sincero y además no es capaz de admitir sus errores. Me gustaria contaros un poco más de eso, pero creo que sería demasiada información.

De estos dos personajes hay algo que no me ha gustado mucho y es su afán de venganza en vez de justicia. Es cierto que tienen mucho por lo que estar enfadados, pero creo que a veces ese afán de venganza se les va de las manos.

Addie es mi personaje secndario favorito. Es impresionante su forma de ver la vida, siempre alegre, siempre positiva y siempre perfectamente profesional. La verdad es que ojalá se hiciera una novela sobre ella, porque me encanta. Creo que a pesar de ser un personaje que sale muy poco, es muy muy necesario, no solo en la vida de Flynn, sino para la trama en general.

Lo peor de la novela sin duda han sido los diálogos forzados. Ya es algo que ocurría en el primer libro y tenía la esperanza de que en este no pasara, pero alguno hay. Algo que también pasó en el primer libro, es que todo me parece predecible, pero por alguna razón en este libro no me ha molestado tanto como en el anterior. Creo que lo ha llevado un poco mejor.

La pluma de la autora sigue siendo igual de trepidante, una vez empiezas no puedes parar. Eso y el tremendo final que se marca en este libro (igual que el anterior) hacen que no puedas esperar ni un solo segundo para empezar la tercera parte.

Así que sí, el libro no es perfecto, pero me ha gustado bastante más que la primera parte y estoy deseando leer la tercera.

viernes, 17 de noviembre de 2017

Reseña #49: El día que dejó de nevar en Alaska, Alice Kellen.

-El día que dejó de nevar en Alaska- Alice Kellen- Titania- 352páginas- 16'00-
 Un chico con el corazón de hielo.
Una chica que huye de sí misma.
Dos destinos que se cruzan.
Heather cree que solo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr. Así es como termina en Alaska, en un pequeño pueblo perdido, trabajando de camarera mientras intenta llevar una vida nueva y tranquila. Su único problema es que uno de los dueños del restaurante parece odiarla y que ella nunca antes ha conocido a nadie que despierte tanto su curiosidad. Nilak es reservado, frío y distante, pero Heather puede ver a través de todas las capas tras las que se esconde y sabe que en ocasiones hay recuerdos que pesan demasiado; como los de sus propios errores, esos que intenta dejar atrás.
Pero, a veces, la vida te da una segunda oportunidad.
La nieve empieza a derretirse.
Y todo encaja.

-Reseña-

Es la segunda vez que leo a Alice Kellen y eso solo ha hecho que confirme mis sospechas: es una autora que no decepciona nunca. 

Heather huye de San Francisco y su destino es Alaska, porque de pequeña tenía un poster enorme en la pared y no se le ocurre un sitio mejor al que ir para volver a encontrarse. Allí la gente no parece muy contenta de verla, pero ella no piensa volver, no por el momento. John, su vecino algo gruñón, le ayuda en todo lo que puede, incluso a conseguir un trabajo en el bar de Seth y Nilak, aunque este otro sea un borde de cuiado. Con el tiempo consigue hacerse un hueco en el pequeño pueblo y sentirse casi en familia, aunque sus choques con Nilak sean cada vez más constantes. 

No voy a contaros más, vais a tener que descubrirlo vosotros.

¿Sabéis qué me gusta de Heather? Que no es un personaje perfecto, tiene muchos defectos y ella misma conoce la mayoría, icluso se atribuye alguno de más. Es un soplo de aire fresco encontrar protagonistas así. Además es increiblemente compleja y la autora sabe plasmar a la perfección los problemas de autoestima que tiene Heather, sin caer en la exageración. 

Nilak por otro lado es frío, apenas habla con la gente y prefiere mantenerse callado y escuchar que compartir su opinión sobre lo que sea que está escuchando. Creo que es el personaje que más evolución tiene dentro de la novela, ver como poco a poco consigue salir de un agujero que parece tenerlo atrapado es fascinante.

Tengo que admitir que todos los personajes secundarios me han robado un poquito el corazón, pero  por alguna razón John se lleva la palma. Es como un viejo cascarrabias de esos que luego resultan ser tremendamente tiernos y oye, que me ha encantado. Desde aquí pido ahora mismo una novia para John. Porque si, porque puedo. 

Otra de las grandes cosas a destacar es la ambientación. ¡Parecía que estaba allí mismo! A mí me encata el frío y poder imaginarme los paisajes de Alaska mientras me tapaba con una mantita y me tomaba un buen colacao ha sido todo lo que necesitaba para caer enamorada. 

Os voy a hacer una pequeña confesión... No soy de la gente a la que le guste pintar los libros, aunque últimamente me gusta marcar algunas frases, pero con este libro ha sido diferente, quería marcar cada página, dibujar copos de nieve, pintar cada título. Sé que algunas os vais a horrorizar, pero yo siento que he hecho mío el libro y estoy encantada. 

Si tuviera que poner alguna pega, sería que el gran descubrimiento no es tan grande y me lo esperaba, pero ni eso ha hecho que mi entusiasmo se rebaje. Estoy tan encantada con esta lectura que ya os adelanto de que se ha colado en los mejores libros que he leído este año.

Soy consciente de que para gustos los colores, pero es que esta novela lo tiene todo, evoluciones muy marcadas, ambientación de ensueño, personajes con secretos y nada de drama fácil. Hacedme caso y darle una oportunidad, que no os váis a arrepentir. 
 

lunes, 13 de noviembre de 2017

Reseña #48: 13 horas en Viena, Paula Gallego.



 -13 horas en Viena- Paula Gallego- Ediciones Kiwi- 368páginas- 17'00-
 Kat era divertida, apasionada y atrevida, pero sobre todo era intensa; la clase de chica por la que Erik sería capaz de perder la cabeza. Ambos hicieron un trato hace tres años: vivir un amor perfecto durante solo 13 horas y decirse adiós para siempre; jamás volverían a saber del otro y el recuerdo de esa noche en Viena permanecería intacto. Sin embargo, el destino es caprichoso y ha querido que se vuelvan a encontrar en París. Kat está decidida a no cometer un error que pueda estropear lo que tuvieron, pero el deseo puede ser devastador y persuasivo, y ambos tendrán que tomar una decisión: ¿Intentarán preservar el recuerdo de su primer amor manteniéndose alejados, o renunciarán a él y se arriesgarán a perderlo todo?

-Reseña-

De verdad, que con todas las reseñas positivas de este libro, no sé cómo he podido tardar tanto en leerlo... Quizá porque las expectativas eran enormes. El caso es que ya lo he leído y me ha parecido una pasada.

Kat y Erik se conocen en los Juegos Deportivos de Viena después de que ella le diera un puñetazo por error. Pero en lugar de separarlos, ese puñetazo hace que se vuelvan inseparables lo últimos días de los Juegos, hasta el punto de que ambos deciden vivir un romance sus últimas 13 horas en Viena, aunque luego no vuelvan a verse nunca más. 

Sin embargo, el destino no iba a dejar a esa pareja en el olvido y tres años después de Viena, vuelven a encontrarse en París, donde Kat está gravando un corto y Erik resulta ser el otro protagonista principal. Kat está enfadada porque su recuertdo de su primer amor ha cambiado y Erik está enfadado por algo que ocurrió en Viena, sin embargo sus instintos les traicionan en más de una ocasión y ambos deberán decidir qué hacer con lo que sienten. 

No sé por donde empezar... Pero creo que lo voy a hacer hablando de los capítulos que narra Erik. No son muchos y se intercalan con los primeros capítulos de Kat. Ella nos cuenta el  presente mientras él nos habla de el pasado, cuando se conocieron. No puedo estar más enamorada de estos capítulos, para mí son lo mejor de libro (aunque tiene muchas otras cosas buenas). Creo que sabe trasmitir a la perfección los sentimientos de Erik y hace imposible no empatizar con él. ¡Os lo prometo!

Kat es un personaje que me ha sacado un poco de quicio en algunas ocasiones, pero no por ello he dejado de entenderla. Se comporta acorde al personaje, es valiente y fuerte pero también tiene miedo de muchas cosas, entre ellas el compromiso. Quiere estar sin complicaciones, lo que hace que no se arriesgue demasiado. Todo esto hablando de su lado sentimental, claro. 

Y bueno... ¡bueno! Los personajes secundarios son una absoluta maravilla. Pero de esas grandes grandes. Me he enamorado con absoluta pasión de Kenny, no solo es un imprescincible en este libro, sino que además considero que le da mucha luz al libro y, a pesar de ser el hermano de Erik, le da mucha fuerza a Kat (leedlo y sabréis de lo que hablo). Y luego está Diana, la mejor amiga de Kat, que sale con Nicole y a las que yo shippeo a niveles extratosféricos... Me muero por leer como continuan las historias de estos personajes, aunque una de ellas sé que me va a romper el corazón.

La forma en al que Paula ha contado el libro me parece maravillosa. Consigue que una historia que fácilmente podría desencadenar en chlichés sea totalmente original y tierna. Y ¡por dios! aunque me encantaría saber más y más y más de Kat y Erik, creo que el final que ha escogido es el mejor que podía darle a esta historia. 

Vamos que lo que vengo a deciros es que esta autora me ha conquistado de principio a fin, así, sin anestesia ni nada... ¡Por cierto! Os dejo AQUÍ el enlace a su nueva novela que sale el 23 de noviembre, no queda nada para que podamos leerla. 

Y eso es todo pequeñas estánterías. Nos leemos bellezas.